ENTREVISTA ALBERTO ADSUARA

A dos días para cerrar el año quedo con Alberto Adsuara en su casa, casa llena de libros, cuadros, fotografías y detalles de quien se ha ido curtiendo de experiencias incesantemente, de quien no ha visto pasar los años sin pena ni gloria. Su casa me transmite bocados de instantáneas de su propia existencia, existencia repleta de vida.  La música clásica ambienta la entrevista y proporciona relajación,  todo se desenvuelve de una forma natural.

Alberto me dice que de niño era un prodigio como pintor y que ya con esa edad pintaba y hacia dibujos eróticos, cosa que preocupó a su madre y ésta le preguntaba si era feliz, pregunta compleja donde las haya.

Su colección se llama “El cuerpo de la fotografía”, le puso este nombre por la ambigüedad de la doble intención, existen diversos cuerpos, pone el ejemplo del cuerpo de policía.

Adsuara no define su trabajo ni como erótico ni como pornográfico, él no haría ninguna diferenciación y llega a más de esto, no lo calificaría de ningún modo.

“Las diferencias que se establecen entre fotografía erótica y pornográfica adquieren una forma ambigua, ya que existe un componente cultural en quien mira”, palabras de Alberto, él lo que quiere resaltar es BELLEZA. En su versión de fotógrafo está preocupado por la belleza, nunca por el concepto.

 No se define como fotógrafo conceptual, no tiene ningún interés en describir lo que quiere transmitir.

Piensa que actualmente no es relevante el desnudo, nadie quiere comprar las obras. Sus palabras son “la foto del desnudo en el mercado no existe”. Actualmente hace libros de su obra bajo demanda, por el momento ha vendido cuatro, aunque Alberto tiene publicados unos veinte libros anteriormente.

Alberto no ha tenido nunca problemas en encontrar a personas que quieran posar para sus fotografías. En sus libros mezcla fotos de desnudos con fotografías de paisajes decadentes, es una nota que le caracteriza.

Su primer libro publicado se títula “Autofotografías”, autorretratos de Alberto desnudo. Según me comenta, cada vez que iba a un hotel le gustaba masturbarse y hacerse fotografías en erección.

Adsuara actualmente no se dedica a la fotografía, la deja en el 2010,  solamente lleva entre manos un proyecto que da por nombre TIPOLOGÍAS, en el que hace que las personas que posan lo hagan siempre de la misma forma, la misma postura, en su casa, en su cama, quiere realizar unas cien fotografías y a partir de ahí creará una exposición de este trabajo. En la entrevista acordamos que participaré en el proyecto actual.

Actualmente se dedica a la docencia y al cine, está trabajando en un largometraje indie, él piensa que a través del arte nos sublimamos, todo un artista que bebe de las diferentes manifestaciones del arte y las va incorporando a su vida según las va necesitando para lograr la sublimación.

Quedamos que cuando haya una exposición de sus alumnos en Ruzafa me informará para que me acerque a ver el trabajo de estos.

Alberto me enseña fotografías en su ordenador de su Secret Book, fotografías que no están publicadas, gesto que me hace sentir cómplice de su propia aventura y que percibo como un halago, pues no todos los ojos tienen el privilegio de contemplar esas imágenes. ¡¡¡¡ ¡Cuánto nos perdemos!!!!. En la mayor parte de las fotografías aparecen modelos desnudas meando. Esto es algo muy característico de las fotografías de Alberto.

También me deleito contemplando las fotografías de su libro “Dime oscuro”, único ejemplar y que pocas personas han podido admirar su belleza, un regalo más que me proporciona la entrevista.

Una hora de intercambio de impresiones, visualización de belleza y formas de percibir lo que nos rodea. Gran artista que como broche de la entrevista me obsequia con su libro “VANITAS”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *