DESNUDOS EN REDES SOCIALES

Otro ejemplo de arbitrariedad se da en las redes sociales en la fina línea que separa lo que es arte o pornografía. Si publicamos un retrato de alguien completamente desnudo y el retrato es un óleo, para los dirigentes de las redes sociales, esto sería algo artístico, en contrapartida si la misma imagen ha sido realizada con una cámara fotográfica es pornografía.

Un caso representativo del tema que estamos tratando le ocurrió al fotógrafo Spencer Tunick, retrató a 500 hombres y mujeres desnudos en Buenos Aires y esta foto le ocasionó una denuncia por “exhibiciones obscenas”.

         

 

 

Las políticas de uso aceptable de las redes sociales aclaran, sin excepción, que está prohíbido publicar a personas sin ropa. Facebook bloqueó la página oficial del museo Jeu de Paume, de París debido a que aparecía una imagen de una mujer acostada con los pechos descubiertos, una fotografía de Laure Albin Guilliot de 1940

Etude de nu. Paris, vers 1930-1940.

 

 

Así es como quedó la foto ocultando los senos con una banda negra

 

Pornostagram es similar a Instagram, cuenta con más de 15 filtros para fotografías y se pueden compartir imágenes de desnudos que en otras redes serían censuradas, a excepción de material que involucre a menores de edad.

Otra opción parecida es FuckBook, similar a Facebook, en la que aproximadamente 7 millones de personas intercambian contenido sexual explícito y sirve también como comunidad facilitadora de encuentros entre sus usuarios.

Pinsex es la versión XXX de Pinterest, en la que la principal característica es que todas las imágenes que se postean sean eróticas, de desnudos o con contenido explícito.

Estas tres redes sociales presentan una alternativa a las restricciones de las redes sociales convencionales.

Para finalizar vamos a comentar qué es el SEXTING.  El sexting consiste en el envío de contenidos de tipo sexual (principalmente fotografías y/o videos) producidos generalmente por el propio remitente, a otras personas por medio de teléfonos móviles. Otra definición es la que da el Urban Dictionary: “el acto de enviar mensajes de teléfono móvil a alguien con el objetivo de tener con el o ella un encuentro sexual; inicialmente intrascendente, más tarde se convierte en algo sugerente y explícito”.

Con las nuevas tecnologías surge el peligro de la difusión masiva e incontrolada de dichos contenidos por parte de adolescentes, aunque el ser humano desde el inicio de los medios de comunicación los hemos usado para enviar contenidos de tipo sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *